Grupos de catequesIs

CATEQUISTAS DE INFANCIA

 

Hoy nos presentamos el GRUPO DE CATEQUISTAS DE INFANCIA de nuestra parroquia. Lo componemos 12 catequistas y hay en grupos en total 128 niños y niñas. Son niños que están en primero, segundo y tercer curso, antes de hacer su Primera Confesión y su Primera Comunión.

Nuestra misión dentro de la parroquia, y por lo tanto nuestra misión dentro de la iglesia, es transmitir la Fe. Es la misma Fe que nos transmitieron otros catequistas en colaboración con nuestros mayores cuando éramos pequeñas.

No tenemos títulosoficiales que nos acrediten como expertas en teología o algo parecido, pero sí creemos en Jesús.

Sólo somos mujeres, la mayoría madres y abuelas, con mucho entusiasmo, que nos preocupa la iniciaciónde los niños en la Fe. También nos preocupa su incorporacióna la gran familia de la Iglesia.

Pero sobre todo nos preocupa el conocimiento de Jesúsque los niños necesitan para vivir felices como hijos del mismo Padre Dios.

Tratamos de enseñarles que el Reino de Dios está cerca de nosotros cuando nos queremos, cuando vivimos en paz, y nos cuidamos unos de otros.

Se trata de ayudar a los niños y niñas, junto con sus padres, a crecer como amigos de Jesús y a que se note en todas las facetas de sus vidas. Así ayudamos a formar la Iglesia de Jesús hoy en nuestra tierra.

En concreto:

*** Tenemos una reunión con un grupo concreto de 8-10 niños y niñas a las 5,30 de la tarde, un día a la semana.

*** También nos reunimos las catequistas por cursos cada mes o algo más para ponernos de acuerdo en cosas.

*** Y alguna reunión de todos una o dos veces al año.

*** A los papás les vemos una vez al mes, en las reuniones que tienen con los sacerdotes de la parroquia, los días que participan en la Misa de Familia de las 11,30

 

Aunque la mayoría de las familias sólo ven la catequesis como algo necesario para la Primera Comunión, cada día hay más niños que continúan en grupos después de los tres años. De ellos se encargan lo monitores jóvenes de la parroquia.

Porque la catequesis no es un tiempo y punto final, sino una ayuda para crecer y vivir como verdaderos amigos de Jesús. Esa es la tarea de los padres, catequistas y sacerdotes juntos. Entre todos tenemos que educar y colaborar.

 

Si sentís la llamadaa compartir la felicidad de poder llamar a Dios “Papá”, como hizo Jesús y nos mandó hacer, podéis acercaros a la catequesis y ofreceroscomo catequistas. Hay muchos niños y pocas catequistas. Necesitamos ayuda.