Xabier Pikaza: "Asistimos a un asalto contra la raíz del Evangelio, que el Papa quiere ofrecer"

XX

 

Estamos asistiendo (abril-mayo 2016) a un nuevo asalto  en toda regla contra la raíz del Evangelio, que el Papa Francisco quiere ofrecer, exponer y animar con su ejemplo y doctrina como Papa: Un Evangelio sin glosa, como decía en el siglo XIII Francisco de Asís... Un evangelio de libertad cristiana

Éste es un "asalto de ley", pero no de la buena (de eso que se llama "oro de ley"), sino de la peor; un asalto orquestado por cardenales de Curia y por "nuevos curiales" ultramontanos que han empezado a decir cosas como éstas:

-- que este Papa no sabe teología (¡sabe evangelio!),

-- que está rompiendo la Ley Natural (¡la que ellos creen de su naturaleza!),

-- que está destruyendo la Iglesia, de forma que hay que esperar que muera...

Y lo dicen apelando al rechazo presente (no obedecer) y al juicio futuro (que muera pronto para volver al buen rumbo del barco petrino...)... con un libro en la mano (mirando al libro, no a la vida, como parece hacer el cardenal Müller, en una biblioteca, no en la calle)

Éste es un un asalto que proviene de la ley del miedo, propia de aquellos que no creen de verdad en el evangelio de la con-versión, de la nueva forma de pensar y de hacer de Jesús (Mt 1, 14-15), y se refugian en un tipo de presunta "esencia" de las cosas, tanto en el plano del amor sin amor (imposición externa) y del fortalecimiento de un tipo de institución eclesial. Tienen miedo de la libertad de Jesús, y por eso se siguen aferrando a seguridades e imposiciones exteriores.

COM_CONTENT_READ_MOREXabier Pikaza: "Asistimos a un asalto contra la raíz del Evangelio, que el Papa quiere ofrecer"

El 'logo' del Año Jubilar es un compendio teológico de la misericordia

 

El logo y el lema del Año Jubilar son una buena síntesis de lo que será este año de la Misericordia. Con el lema ‘Misericordiosos como el Padre’ se propone vivir la misericordia siguiendo  el ejemplo del Padre, que pide no juzgar y no condenar, sino perdonar y amar sin medida.  El  logo  –obra  del  jesuita  Marko I. Rupnik–  se  presenta  como  un  pequeño compendio teológico de la misericordia. Muestra, en efecto, al Hijo que carga sobre sus hombros  al  hombre  extraviado,  recuperando así una  imagen  muy  apreciada  en  la  Iglesia  antigua,  porque  indicaba el amor de Cristo que lleva a término el misterio de su encarnación con la redención.

El  dibujo se destaca el Buen Pastor que toca en profundidad la carne del hombre, y lo hace con un amor capaz de cambiarle la vida. El Buen Pastor con extrema misericordia carga sobre sí la humanidad, pero sus  ojos se confunden con los del hombre. La escena se coloca dentro la mandorla que es también una figura  importante en la iconografía  antigua y medieval por cuanto evoca la presencia de las dos naturaleza, divina y humana, en  Cristo. Los tres óvalos concéntricos, de color progresivamente más claro hacia el externo, sugieren  el movimiento de Cristo que saca al hombre fuera de la noche del pecado y de la muerte. Por otra  parte, la profundidad del color más oscuro sugiere también el carácter inescrutable del amor del  Padre que todo lo perdona.

(MZ-RV)

D, Juan Antonio Menéndez Fernández

 

 

La Santa Sede ha hecho público a las 12.00 horas del pasado,  miércoles 18 de noviembre, que el Papa Francisco ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Astorga presentada por Mons. Camilo Lorenzo Iglesias, conforme al canon 401, párrafo 1, del Código de Derecho Canónico. El Santo Padre ha nombrado nuevo obispo de esta diócesis a Mons. Juan Antonio Menéndez Fernández, obispo auxilar de Oviedo desde  2013. Así ha sido comunicado por la Nunciatura Apostólica en España a la Conferencia Episcopal Española (CEE)

COM_CONTENT_READ_MORED, Juan Antonio Menéndez Fernández

El Vaticano reconoce labor de Gustavo Gutiérrez

Al cabo de medio siglo de malentendidos, la Santa Sede recibió por la puerta grande al dominico peruano Gustavo Gutiérrez, padre de la "Teología de la Liberación".

Frat Gustavo Gutiérrez protagonizó una conferencia en la asamblea de “Caritas Internacional”, que reúne las organizaciones de 162 países para elegir nuevo presidente.

En su comparecencia de despedida al cabo de dos mandatos, el cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga, manifestó que “la Cáritas de España es una de las mejores de la confederación. Alimentan a personas que no tienen trabajo desde hace años. Algunos días reparten un millón de comidas”. El  joven cardenal filipino Luis Tagle, tomará el relevo como presidente mundial.

Pero la “estrella” fue el dominico peruano de 86 años Gustavo Gutiérrez, quien presentará a los 300 delegados de la Asamblea una ponencia sobre la expresión “Iglesia pobre para los pobres”, utilizada por el Papa Francisco en los primeros días del pontificado.

A diferencia de muchos teólogos de la liberación que cayeron en el marxismo o la violencia, el padre de la “teología de la liberación” nunca ha sido sancionado por el Vaticano pues ha aceptado las indicaciones de Roma cuando le han sugerido cambios en algún artículo o libro.

De hecho, el cardenal Gerhard Müller, prefecto de la congregación de la Doctrina de la Fe nombrado por Benedicto XVI, acudía muchos veranos a seminarios teológicos con Gustavo Gutiérrez, que completaba con algunas semanas como misionero en aldeas perdidas de Perú.

COM_CONTENT_READ_MOREEl Vaticano reconoce labor de Gustavo Gutiérrez

El Papa Francisco nombra un nuevo Obispo Dominico

 

El Papa nombró arzobispo coadjutor de Bahía Blanca a Fray Carlos Azpiroz Costa OP

Buenos Aires, 3 Nov. 2015 (AICA): El Santo Padre Francisco nombró arzobispo coadjutor de Bahía Blanca a Fray Carlos Azpiroz Costa, dominico porteño de 59 años, quien del 14 de julio de 2001 al 5 de septiembre de 2010 fue Maestro General de la Orden de Predicadores. Cumplido su mandato está de egreso en el país. El anuncio del nombramiento fue realizado por el nuncio apostólico, Mons. Emil Paul Tscherrig, a través de la agencia AICA, al mismo tiempo que la Santa Sede lo hacía en Roma.

El arzobispo de Bahía Blanca es Mons. Guillermo José Garlatti, de 75 años, quien inició su ministerio pastoral como cuarto arzobispo de esta sede el 10 de mayo de 2003.
 

 

Papa Francisco: Monseñor Romero fue martirizado y lapidado con la piedra más dura, la lengua

 

 

El Pontífice improvisó una reflexión proverbial sobre el martirio de monseñor Romero que dijo “continuó incluso por hermanos suyos en el sacerdocio”.

 

“Cuantas veces las personas que ya han dado su vida o que han muerto se les sigue lapidando con la piedra más dura que existe en el mundo: la lengua”, dijo el Papa Francisco al recibir en audiencia a una delegación de 400 salvadoreños en el Vaticano este viernes 30 de octubre.

“Quisiera añadir algo también que quizás pasamos de largo. El martirio de Monseñor Romero no fue puntual en el momento de su muerte, fue un martirio-testimonio, sufrimiento anterior, persecución anterior, hasta su muerte”.

Monseñor Romero fue “difamado, calumniado, y ensuciado, ya que su martirio se continuó incluso por hermanos suyos en el sacerdocio, en el episcopado”, dijo el Papa improvisando al final de su discurso oficial, levantando apoteósicos aplausos en la sala Regia del Palacio Apostólico del Vaticano.

“No hablo de oídas. He escuchado esas cosas”, constató con tono bajo pero seguro. “Yo era sacerdote joven y fui testigo de eso”.

El discurso estaba dirigido a una comitiva guiada por seis obispos salvadoreños que vinieron a Roma con el objetivo de agradecer al Papa por la beatificación de mons. Oscar Arnulfo Romero (15 de mayo de 2015), y para oficializar una invitación a visitar el país en ocasión del viaje apostólico en preparación a México en el año 2016.

COM_CONTENT_READ_MOREPapa Francisco: Monseñor Romero fue martirizado y lapidado con la piedra más dura, la lengua

Porque el Papa no fué a México: las causas de El Vaticano

 

Estrictamente Personal Raymundo Riva Palacio

Cuidadoso, el Papa Francisco explicó a la prensa que lo acompaña en su gira por Cuba y Estados Unidos por qué se saltó México. “Fue un poco casual, porque pensaba entrar en los Estados Unidos por México, (por) Ciudad Juárez”, dijo Francisco. “Pero ir a México sin ir a la guadalupana hubiera sido una bofetada”. Fueron palabras cuidadosas y diplomáticas que, a la vez, fueron medias verdades. El Papa escondió elegantemente la confrontación que tiene desde el año pasado con el gobierno mexicano. La realidad es que cuando se concluyó el programa de la gira, México estaba excluido. El crimen de los normalistas de Ayotzinapa en Iguala, fue la causa.

La visita a México había sido negociada por la entonces subsecretaria de Gobernación para Asuntos Religiosos, Paloma Guillén, y el secretario de Estado de El Vaticano, Pietro Parolin. Francisco llegaría a la ciudad de México y oficiaría una misa en Ciudad Juárez, donde se referiría a la inmigración. De ahí, por tierra, cruzaría el puente internacional para entrar a Estados Unidos por El Paso. En ese entonces aún no sucedía el crimen contra los normalistas. Pero después del 26 de septiembre, el Papa pidió ir a la normal de Ayotzinapa para oficiar una misa para los familiares de las víctimas. Imposible. Sin misa por los normalistas, esbozaron, no habría visita. “Esos viejitos no entienden nada”, reaccionó un colaborador del presidente Enrique Peña Nieto en ese momento. Quien no entendía, en realidad, era el equipo en Los Pinos.

COM_CONTENT_READ_MOREPorque el Papa no fué a México: las causas de El Vaticano