El Maestro de la Orden erige la nueva Provincia de Hispania

En la solemnidad de Santo Domingo de Guzmán, el Maestro de la Orden fr. Bruno Cadoré ha firmado el decreto de nacimiento de la nueva Provincia de Hispania que se hará efectivo el 1 de enero de 2016, y la convocatoria del primer Capítulo Provincial que tendrá lugar en Caleruega.

“Por el bien general de la Orden así como el de las provincias, habiendo escuchado el parecer de los frailes y comunidades de las Provincias de Aragón, Bética y España, con el consenso unánime del Consejo General decreto que a partir del 1 de enero de 2016 las provincias de España, Aragón y Bética se unan en una sola Provincia”. Con estas palabras el Maestro de la Orden de Predicadores decretaba el nacimiento de la nueva Provincia que se hará plenamente efectivo el 1 de enero de 2016. El decreto establece, también, que la provincia ha de asumir el nombre de Provincia de Hispania y ocupar el número uno en el elenco de Provincias de la Orden. El territorio, conventos y casas de la nueva Provincia se corresponderán a aquellos que poseían las tres antiguas provincias y quedan afiliados a ella los frailes adscritos a cada una de las tres antiguas provincias.

Junto con el decreto de nacimiento de la nueva Provincia, el Maestro de la Orden ha firmado la convocatoria de ese primer Capítulo Provincial de la nueva Provincia que comenzará el 2 de enero de 2016 en Caleruega, y ha promulgado el Estatuto especial transitorio donde se establecen las normas a tener en cuenta en la preparación de dicho Capítulo Provincial.

Desde este momento, ya solo quedar recorrer los últimos pasos de la hoja de ruta que las tres provincias dominicanas de España se plantearon hace unos años con el objetivo de buscar una mejor organización y una mayor eficacia apostólica y misionera, y de renovar nuestra vida espiritual para vivir con más intensidad, si cabe, nuestra vocación de predicadores de la gracia. En los próximos meses el Maestro de la Orden nombrará al nuevo Prior Provincial de la nueva Provincia, los frailes y comunidades elegirán a sus representantes en el Capítulo Provincial, y se concluirán los distintos documentos precapitulares sobre los que se dialogará durante el Capítulo.