Papa Francisco ya está en EE.UU.

A las 16 hora locales, de este martes 22 de septiembre, el papa Francisco aterrizó en la base Andrews de la fuerza aérea de Washington, donde fue recibido por el presidente, Barack Obama, su esposa Michelle y sus dos hijas.  El Pontífice llegó en una histórica visita, tras cumplir una gira de tres días por Cuba.  En EEUU el papa Francisco cumplirá una intensa agenda que lo llevará de Washington a la sede de Naciones Unidas y Nueva York, para reunirse con el presidente Obama, intervenir en el Congreso y en la sede de Naciones Unidas y presidir el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia.

Tras un breve encuentro con el mandatario norteamericano en el pabellón de autoridades, Francisco se ha trasladado directamente a la Nunciatura apostólica, en Washington, que será su residencia durante las próximas dos noches.

La llegada del Papa a Washington ha generado un marcado entusiasmo en la capital. Al margen de las estrictas medidas de seguridad, en las calles, edificios y establecimientos comerciales se han podido observar mensajes de bienvenida al Santo Padre. Las arterias por donde ha pasado el Pontífice en un Fiat 500L negro y los lugares de concentración de los fieles también han sido adornados con carteles gigantescos.

Entre los actos más destacados de su gira de seis días por los Estados Unidos, el Papa Francisco encontrará al Presidente Barack Obama, al episcopado estadounidense, canonizará a Fray Junípero Serra, hablará -será el primer Pontífice en hacerlo- ante el Congreso, encontrará a las personas sin techo y en Nueva York pronunciará un discurso en la ONU, participará en un encuentro interreligioso en Ground Zero y encontrará a los emigrantes. La última etapa será Filadelfia donde intervendrá en un encuentro para la libertad religiosa, visitará a los presos de un penitenciario y presidirá la misa en el Encuentro Mundial de las Familias.

La fama de "marxista" que persigue al papa Francisco en EE.UU.

Jaime González BBC Mundo, Los Ángeles, @bbc_gonzalez
Papa Francisco Francisco no cuenta entre los miembros de la derecha en EE.UU. con la buena imagen de la que disfrutaban sus antecesores.

Primero fueron sus críticas a la "obsesión" de la Iglesia católica con el aborto y los gays. Luego su condena al "capitalismo salvaje" y a la "dictadura de la economía". Y por último, sus palabras sobre la responsabilidad del hombre en el cambio climático.

Pese a que todavía no se han cumplido dos años desde que el argentino Jorge Mario Bergoglio se convirtió en el papa Francisco, ya han sido muchos los políticos, comentaristas y periodistas conservadores en Estados Unidos que han mostrado sus reservas sobre el pontífice.

Su decisión recién anunciada de elevar a los altares al arzobispo salvadoreño Óscar Romero -tachado de "comunista" por algunos- tampoco habría sentado bien entre los sectores más reaccionarios del catolicismo estadounidense, de acuerdo con un artículo publicado esta semana en la revista Time.

Lea: El Papa declara mártir al arzobispo salvadoreño Óscar Romero

Según algunos analistas, en estos momentos Francisco no cuenta entre los miembros de la derecha en EE.UU. con la buena imagen de la que disfrutaban sus antecesores -Juan Pablo II y Benedicto XVI- con los que coincidían plenamente en cuestiones de moral y quienes realizaban unas criticas más veladas del capitalismo y los mercados.

Estrellas del ultraconservador Tea Party como Sarah Palin o Rick Santorum no han dudado en mostrar sus reparos hacia la "agenda liberal" del Papa.

COM_CONTENT_READ_MORELa fama de "marxista" que persigue al papa Francisco en EE.UU.

Sobre los divorciados católicos.

Fr. Jesús Espeja OP


Pensando en la nueva sesión del Sínodo sobre la Familia
, se disparan de nuevo las posiciones sobre la prohibición de que participen la comunión eucarística quienes un día se casaron por la Iglesia, luego se divorciaron y buscando la felicidad han formado nueva pareja. Unos seguirán pidiendo al Sínodo que mantenga claramente la prohibición tajante,mientras otros instan a que sea eliminada esa prohibición. La verdad es que las personas divorciadas llevan encima el peso de un fracaso y la Iglesia, sacramento de la misericordia, más que agravar su situación debe acompañar con amor y solicitud materno a esas personas. Sin la pretensión de zanjar el debate, sugiero algunos puntos a tener en cuenta en el necesario discernimiento del tema

1. A veces da la impresión de que seguimos viendo el matrimonio sólo como un contrato, y basta el mutuo consentimiento de los cónyuges. Parece que no digerimos bien el cambio personalista del Vaticano II presentando el matrimonio como una alianza y una comunión de amor. Un cambio que supone distinguir entre indisolubilidad canónica y fidelidad. En tiempos de cristiandad y en la sociedad española había muchos divorcios, se mantenía la indisolubilidad canónica; pero con eso sin más ¿se garantizaba la fidelidad? Cuando los marcos de cristiandad han caído y la subjetividad de las personas puja con fuerza, es fácil la tentación de seguir reduciendo el matrimonio a un contrato y pensar que las cosas se arreglan sólo con prohibiciones o permisiones.

2. Lo peor es si con esa visión reducida interpretamos el evangelio sobre el divorcio. “Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”; pero Dios no une por las leyes canónicas sino por el amor que se da. El matrimonio no es obligación sino vocación de hacer realidad la intención de “para siempre” inscrita en el amor. Cuando Jesús habla de esta vocación, sus mismos discípulos quedan perplejos, pero el Maestro añade: “quien pueda entender que enrienda”. Si este amor falta o no madura por lo que sea ¿ en virtud de qué principio podemos atar con leyes para que convivan en matrimonio dos personas bautizadas que no se aman? Si por otra parte las personas tienen derecho a rehacer su vida y buscar la felicidad ¿no habrá que ayudarlas desde la misma Iglesia para que procedan honradamente sin abandonar su fe y práctica religiosa cristiana?

3. Se dirá que no se puede jugar con el sacramento. Por mi experiencia en la Vicaría de Vallecas como coordinador de los cursos preparatorios para parejas jóvenes que pensaban casarse por la Iglesia, pude constatar que la mayoría contraían matrimonio sin saber qué era un sacramento. Lo cual denota que había un error substancial aunque no entre en los casos de nulidad según la legislación canónica. Conozco algunas de aquellas parejas que se han divorciado y han formalizado su unión con otra pareja ¿Los declaramos culpables por jugar contra el sacramento?

4. He leído en algún sitio que iban a dejar el asunto en manos de los obispos. Me temo que con ello la confusión y el desconcierto serán más palpables como hemos visto durante el postconcilio en otros temas de menor calado. Lo que me extraña es que no cuente para nada o muy poco la conciencia de los divorciados cuando el Vaticano II declaró que seguir la propia conciencia pertenece a la dignidad de la persona humana y nadie puede ir en contra de su conciencia aunque sea errónea.

Da la impresión de que seguimos con una moral prioritariamente preceptiva y de obligaciones ¿Quién mejor que las personas directamente implicadas en el proceso del divorcio pueden saber si obraron con rectitud o ladinamente? Es posible que su conciencia sea recta pero errónea. Por eso deben formar, en lo posible, una conciencia verdadera escuchando las orientaciones del magisterio, hablando con el sacerdote y con otras personas de solvencia. Pero en último término, también ellas han sido puestos en manos de su propia decisión. Por supuesto que hay peligro de caer en el subjetivismo. Pero también es muy peligrosa la objetivación de las personas sobre todo cuando van llegando a una mayoría de edad.

El Maestro de la Orden erige la nueva Provincia de Hispania

En la solemnidad de Santo Domingo de Guzmán, el Maestro de la Orden fr. Bruno Cadoré ha firmado el decreto de nacimiento de la nueva Provincia de Hispania que se hará efectivo el 1 de enero de 2016, y la convocatoria del primer Capítulo Provincial que tendrá lugar en Caleruega.

“Por el bien general de la Orden así como el de las provincias, habiendo escuchado el parecer de los frailes y comunidades de las Provincias de Aragón, Bética y España, con el consenso unánime del Consejo General decreto que a partir del 1 de enero de 2016 las provincias de España, Aragón y Bética se unan en una sola Provincia”. Con estas palabras el Maestro de la Orden de Predicadores decretaba el nacimiento de la nueva Provincia que se hará plenamente efectivo el 1 de enero de 2016. El decreto establece, también, que la provincia ha de asumir el nombre de Provincia de Hispania y ocupar el número uno en el elenco de Provincias de la Orden. El territorio, conventos y casas de la nueva Provincia se corresponderán a aquellos que poseían las tres antiguas provincias y quedan afiliados a ella los frailes adscritos a cada una de las tres antiguas provincias.

Junto con el decreto de nacimiento de la nueva Provincia, el Maestro de la Orden ha firmado la convocatoria de ese primer Capítulo Provincial de la nueva Provincia que comenzará el 2 de enero de 2016 en Caleruega, y ha promulgado el Estatuto especial transitorio donde se establecen las normas a tener en cuenta en la preparación de dicho Capítulo Provincial.

Desde este momento, ya solo quedar recorrer los últimos pasos de la hoja de ruta que las tres provincias dominicanas de España se plantearon hace unos años con el objetivo de buscar una mejor organización y una mayor eficacia apostólica y misionera, y de renovar nuestra vida espiritual para vivir con más intensidad, si cabe, nuestra vocación de predicadores de la gracia. En los próximos meses el Maestro de la Orden nombrará al nuevo Prior Provincial de la nueva Provincia, los frailes y comunidades elegirán a sus representantes en el Capítulo Provincial, y se concluirán los distintos documentos precapitulares sobre los que se dialogará durante el Capítulo.

DOS FRAILES DOMINICOS SERAN MIEMBROS DEL SINODO DE LA FAMILIA

                                                                                                    

  

 

 

 

 El Maestro de la Orden y un Obispo dominico de Argelia participarán en la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que tendrá lugar en Roma en torno al tema "La vocación y misión de la familia en el mundo contemporáneo”.

 

Mons. Juan- Paul Vesco OP, Obispo de la Diócesis de Orán (Argelia) fue nombrado en la lista de participantes dada a conocer el 25 de marzo. Participará representando a la Conferencia Episcopal del Norte de África (C.E.R.N.A.).

 

 

El Maestro de la Orden, Fr. Bruno Cadoré OP, fue incluido en una nueva lista dada a conocer el pasado 16 de junio, junto a los Superiores Generales de Congregaciones Religiosas que componen la Unión de Superiores Generales.

 

El Papa pide perdón por los crímenes durante la conquista de América

 


 

Las palabras del Papa Francisco no pudieron ser más rotundas: “Pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia, sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”. Durante un encuentro con movimientos populares de todo el mundo en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), Jorge Mario Bergoglio pidió “tierra, techo y trabajo” para todos: “Son derechos sagrados. Hay que luchar por ellos. Que el clamor de los excluidos se escuche en Latinoamérica y en toda la Tierra”.


Durante casi una hora, el Papa escuchó con atención los testimonios de los grupos de excluidos (indígenas, cartoneros, trabajadores precarios del mundo rural y de las periferias de las ciudades) de todo el mundo. También un encendido alegato del presidente de Bolivia Evo Morales, contra los colonialismos pasados –“en 1492 sufrimos una invasión europea y española”— y los contemporáneos. Pero, en un foro dedicado a clamar contra las injusticias, quien se mostró más beligerante fue el papa de Roma: “Cuando el capital se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo, destruye la fraternidad interhumana, enfrenta pueblo contra pueblo y, como vemos, incluso pone en riesgo esta nuestra casa común”.

COM_CONTENT_READ_MOREEl Papa pide perdón por los crímenes durante la conquista de América

El Papa ha nombrado Obispo titular del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado (Perú) a fr. David Martínez de Aguirre Guinea, O.P.


 

David Martínez de Aguirre, obispo

Mons. David, que fue nombrado obispo coadjutor en 2014, sustituye en el cargo a Mons. Francisco González O.P., quien renuncia por motivos de salud.

Mons. David Martínez de Aguirre Guinea, O.P. nació el 10 de enero de 1970 en Vitoria-Gasteiz (España). Después de los estudios primarios y secundarios en la Escuela Marianista Santa María Ikastetxea de Vitoria-Gasteiz, estudió en el Instituto Superior de Filosofía de Valladolid (1993-1995) y posteriormente en la Facultad de Teología de San Esteban en Salamanca (1995-1998). Se licenció en Teología Bíblica en la Universidad de Deusto en Bilbao, y realizó un curso en la Escuela Bíblica y Arqueológica de los dominicos en Jerusalén (1998-2000).

Hizo la profesión solemne el 18 de septiembre de 1993. Fue ordenado sacerdote el 11 de diciembre de 1999 y su primer destino fue la Parroquia de la Encarnación (Bilbao).

En el año 2000 se trasladó a Perú para cumplir su sueño de trabajar como misionero en la Selva Amazónica. Su primer trabajo allí lo desempeño en la misión de San José de Koribeni, del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, y como profesor de Teología Bíblica en el Seminario de dicho Vicariato.

Desde 2001 hasta noviembre de 2014 estaba a cargo de la misión de Kirigueti y desde 2004 era consejero del Vicariato Regional Santa Rosa de Lima.

Dos obispos dominicosEn los últimos cuatro años, fr. David compaginó esos cargos con otros como responsable de la misión San Pedro Mártir de Timpía y miembro del directorio del centro cultural José Pío Aza, en la ciudad de Lima. El 8 de julio de 2014 el Papa lo nombró obispo coadjutor, recibiendo la ordenación episcopal el 11 de octubre de 2014 y durante estos últimos meses ha ayudado a Mons. Francisco en el gobierno pastoral.

Mons. David tiene a su cargo una inmensa zona de la Amazonía peruana, con no mucha población, viviendo muchas veces en zonas a las que resulta difícil acceder, y de distintas etnias y lenguas, lo que supone un reto para continuar la evangelización y consolidación de la Iglesia en ese lugar. Son retos que a Mons. David no le resultan nuevos porque lleva trabajando en el Vicariato desde hace 15 años, muchos de ellos viviendo en zonas de más difícil acceso, con poblaciones nativas.

Su antecesor, Mons. Francisco González O.P., ha desempeñado su labor como obispo del Vicariato durante siete años, desde el 2 de febrero de 2008. Durante este tiempo se ha dedicado con entrega a la atención pastoral de los pueblos de esta zona de la Selva Amazónica del Perú.